Skip to main content

Ministerio Evangelístico Y Misionero; "Evangelismo Bajo Fuego"

Inicio  GuestBook  Nosotros  Nuestra Misión  Nuestra Visión  Declaracion Doctrinal  Galería  Lee La Biblia  Prédicas  Estudios   Videoteca  Calendario  Contáctenos  Invitaciones  Enlaces  Eventos Futuros  Escuela Bíblica   
 
Las Fiestas Bíblicas Judías
Cada fiesta apunta hacia el Mesías y su obra, pues como lo dice Col. 2: 16-17 son sombras de lo que habría de venir.

"La Iglesia Primitiva constituida por judíos y gentiles creyentes en Jesús, celebraba estas fiestas hasta el siglo IV, cuando el sistema religioso de Roma prohibió cualquier tipo de vínculo o relación con Israel y con las costumbres y tradiciones judías, ya sean ellas bíblicas o no. Tal es el caso, y es bien conocido que hacia el siglo IV surge la primera polémica en cuanto a la celebración de la Pascua. Las Iglesias de Asia Menor dictaminaron que fuese según el calendario bíblico judío (el 14 de Nisan, sin importar el día de la semana, practica que siguieron de la Iglesia del Primer siglo), mientras que Roma decidió celebrarla en domingo. Las disputas siguieron a tal punto que hoy la Pascua judía (que es la bíblica) nunca coincide con la Pascua Cristiana. Si la Pascua Cristiana y la Judía cae en domingo, la Iglesia prefiere trasladarla para el domingo siguiente, para no tener nada que ver con el pueblo judío. Hoy en día, la Iglesia celebra la Pascua tal como lo dictaminó la Iglesia en el siglo IV.
Primeramente, las fiestas no dan salvación. La Salvación es a través de Jesús el Mesías, pero las fiestas tienen un fin didáctico, pues nos hablan de la historia de la salvación. Por ejemplo, las fiestas de Pesaj (Pascua), Jag HaMatzot (Panes sin levadura), Bikurim (Primicias) y Shavuot (Pentecostés) nos hablan del Mesías resucitado; mientras que las fiestas de Rosh HaShana (Yom Teruá o día de las trompetas), Yom Kipur (día de la expiación) y Sucot (Tabernáculos) hablan del Mesías que vendrá. 
Las fiestas bíblicas judías, llevan al creyente a comprender mejor su fe, por ejemplo con la Pascua podemos entender mejor la última cena.
Pero no solo eso, las fiestas también hablan en un sentido espiritual sobre el crecimiento espiritual del creyente:
  • Pascua: la salida de Egipto. Cuando salimos de la esclavitud del pecado, somos lavados (cf. Mar Rojo).
  • Jag HaMatzot: Panes sin levadura. La levadura significa el pecado. Empezamos a vivir una vida en la cual evitamos el pecado, pues hemos nacido de nuevo.
  • Bikurim: Primicias, damos las primicias de arrepentimiento, a través de nuestra manera de actuar.
  • Shavuot. Pentecostés. La Torá fue entregada. Así como en Hch. 2 se cumple la promesa de los profetas que dice “pondré mi ley en su mente y en su corazón”. La Palabra de Di-s empieza a perfeccionar nuestras vidas. Di-s derrama su Espiritu Santo y damos fruto de Espíritu, además de recibir dones y talentos.
  • Yom Teurah (Rosh Hashaná) – Día de las trompetas. Así como sabemos que Dios nos ha llamado a una vida de testimonio, debemos estar concientes que Jesús volverá “Con voz de arcángel con TROMPETA de Dios”.
  • Yom Kipur (Día de la expiación o del Perdón) también reconocemos que Jesús juzgará a la humanidad en el día final.
  • Sucot (Tabernáculos) las bodas del cordero, Dios morará (hará tabernáculo) con su pueblo".